Como ya sabéis nuestro día a día para conseguir la felicidad de nuestros acogidos no es fácil. Muchas veces nos encontramos en situaciones muy complicadas donde tenemos que hacer malabares para continuar.
Sin embargo, hace unas semanas tuvimos una de las mejores noticias que podíamos esperar. La empresa Distrivet se puso en contacto con nosotros para donarnos varios palés de pienso, que aliviarán la carga que supone sacar adelante a todos los animales que tenemos a cargo en este momento.
Ha sido la primera donación de una colaboración completamente altruista que sólo acaba de comenzar.
Esta colaboración no sería posible sin la ayuda desinteresada de Emexpress Transporte, una empresa de mensajería, que se está encargando de traer la comida desde los almacenes de Distrivet en Barcelona hasta la base de Emexpress en Madrid, donde nos almacenan todo el pienso para que podamos recogerlo y llevarlo hasta nuestro albergue.
Todo un despliegue de medios de dos grandes empresas con el único fin de ayudar a los más desfavorecidos.
Ayer visitamos a nuestros ángeles de la guarda en el congreso de AMVAC, donde nos recibieron con un cariño y cercanía que emocionan de corazón y nos animan a seguir luchando a brazo partido.
Gracias especialmente a Jesús, Beatriz y Yolanda de Distrivet que se han dejado la piel para hacerlo posible.
Todo la alimentación que nos llega y no podemos aprovechar (pienso de gato y alimentación para roedores), está siendo entregada a otras asociaciones de protección animal.

https://lnkd.in/d6FyBChP

Ir arriba